Management: retenga los buenos empleados

Volver al Indice – artículos sobre Management y Estrategia de Negocios

Retenga a los buenos empleados: activos de valor invisible para la empresa, en nuestra seccion de articulos de management

La excelencia del servicio de atención al cliente comienza con empleados buenos y calificados.

El tema está en el trato al cliente, el que debe ser tratado siempre como un activo valioso de la compañía y no simplemente como una masa de compradores. Es más barato mantener un cliente actual que lograr uno nuevo. Esto mismo puede aplicarse a los empleados. Los empleados en muchos casos saben más sobre los clientes que los propios empresarios.

Cuando un empleado deja una empresa su conocimiento específico del cliente se puede perder o, peor, puede ir a trabajar con un competidor.

El nuevo reclutamiento es un desperdicio de tiempo y costos. Muchas empresas son inconscientes sobre la posible pérdida de volumen de ventas causada por la ausencia de un empleado, o por qué los buenos empleados se van.

Los estudios han demostrado que puede costar hasta 6 meses sustituir un buen empleado, y hasta 18 meses reemplazar a un buen profesional. Y no sólo hablamos de tiempo de entrenamiento, sino también de tiempo para recuperar la eficiencia operativa inicial.

Si usted entiende que estos números suenan altos, considere todos los costes implicados:

  • Costos administrativos relacionados con la salida de un empleado y la entrada de uno nuevo.
  • Gastos de publicidad para llamar la atención del sustituto.
  • Tiempo de la gerencia implicado en el repaso y selección de los candidatos.
  • Costo de oportunidad en que se incurre mientras el puesto sigue vacante
  • Tiempo y recursos necesarios para la orientación, la formación y el entrenamiento del nuevo empleado
  • Escasa productividad mientras que el empleado está en el proceso de aprendizaje
  • Posibles errores que ocurren mientras que el empleado está aprendiendo

Y éstas son algunas razones por las que los empleados se van:

  • Falta de reconocimiento al buen trabajo. Muchos empresarios rechazan creer que ésta sea una causa del descontento del empleado.
  • Salario no adecuado ni justo. La gente necesita ser reconocida y pagada adecuadamente. ¡Ésta es la mejor manera para que se quede siempre!
  • Escasas oportunidades para el crecimiento personal. Nada contribuye más a la baja moral del empleado que cuando la empresa emplea alguien del exterior sin ver que el talento está disponible dentro.
  • Falta de formación interna y de oportunidad para aprender nuevas destrezas. A la buena gente no le gusta estancarse.
  • Falta de innovación
  • Problemas comunicacionales con el resto del grupo, que muchas veces tiene que ver con un perfil demasiado estricto de disciplina dictado por la gerencia.
  • Falta de participación en las decisiones de su ámbito.

Estos aspectos que recomendamos tener muy en cuenta, no cuestan dinero y el impacto puede ser muy significativo.