Tecnología: análisis auriculares Philips SHE1360

Volver al Indice – Análisis de Auriculares

Estos auriculares de botón no serán el top de línea pero son muy robustos, proveen un sonido potable y cuestan unos pocos pesos, virtudes que lo hacen ampliamente recomendable

Informática: análisis auriculares Philips SHE1360

Por Alejandro Franco – contáctenos

4 estrellas: muy buenoPracticidad versus fidelidad. Esa podría ser la diletante de los auriculares de botón. Se hacen un bollito, caben en cualquier bolsillo y son tremendamente transportables pero, por contra, lo limitado de su carcasa atenta contra una gran experiencia auditiva. La clave es la acústica: para resonancia se precisa una caja que los auriculares de botón carecen, y que deben compensar – mediante métodos ingeniosos – con la resonancia natural provista por el oído humano.

No soy amante de los auriculares de botón. Prefiero tomarme el trabajo y cargar con un auricular de vincha, no muy ostentoso, pero sí proveedor de mayor fidelidad. Si tengo algunos auriculares de botón, figuran como alternativas de emergencia ante cualquier eventualidad: me surge una reunión y, si la misma se demora, en un pequeño compartimiento llevo un par de headphones como para pasar el rato escuchando esos temas selectos que tanto me gustan y nunca terminan por hartarme.

Los auriculares de botón suelen tener diversos defectos característicos, pero hay dos que siempre destaco: falta de claridad y falta de potencia. Suenan bajo, suenan tapados. Los Panasonic RP-HV096 deben ser los peores exponentes en la materia (de todos los que he reseñado), pero no son los únicos. Ahora el turno de probar otras marcas y, debido a mis últimas (y satisfactorias) experiencias, Philips es la que había quedado en la mira.

Considerando mis últimas pruebas y adquisiciones, debo admitir – y subrayar – que la gente de Philips realmente sabe de sonido, sean parlantes, auriculares o equipos de audio. Es dificil que la pifien, salvo que hayan tenido un mal día en la mesa de diseño. En el caso que nos ocupa – los Philips SHE1360 – el producto es sólido y realmente bueno. No es guau, no es el mas impresionante de su género, pero por $ 70.- (Hola Mundo!, precio a Marzo 2015) es barato y tiene una calidad de sonido mas que potable.

Lo primero que debo observar es que el producto no posee realmente esos extra-graves que el packaging pregona. Siendo un fanático a ultranza de los bajos, los Philips SHE1360 se sienten algo desnatados. Como todo auricular, para poder apreciarlos se requiere la calibración pertinente del ecualizador de turno – sea en la PC, smartphone o tablet – y, sorprendentemente, los SHE1360 son fáciles de optimizar. En otros auriculares he perdido tardes enteras alterando frecuencias y probando configuraciones, pero estos Philips pudieron calibrarse en algo menos de una hora y en al menos tres dispositivos diferentes. Curiosamente son muy dependientes de la calidad del chip de sonido del dispositivo – cosa que en otros auriculares no me pasaba -; por ejemplo, en un smartphone o tablet se sienten algo opacos y ligeramente latosos en los rangos intermedios, mientras que en una PC se escuchan realmente bien. Aún cuando el smartphone / tablet tenga un ecualizador de muchas bandas (como las 10 que brinda la app Equalizer Pro), los Philips SHE1360 se siente algo limitados con los dispositivos Android testeados. Quizás no ocurra lo mismo si los pruebo, por ejemplo, con un Samsung S4 o un Nokia Lumia de alta gama, pero con un Galaxy Y Pro y/o con una tablet Noblex T 7014, se sienten ligeramente deslucidos. Esa limitación de los rangos intermedios se nota exclusivamente en las composiciones orquestales – sinfonías, música de películas – mientras que se camufla perfectamente en temas pop y otro tipo de canciones. Ray of Light de Madonna o Fly me to the Moon de Frank Sinatra suenan muy bien, pero la banda sonora de Iron Man 3 o Marte (de la Sinfonía de los Planetas de Holst) tienen una perfomance de colorido algo pobre. Todo esto desaparece si se los testea con una computadora, en donde los Philips SHE1360 se escuchan muchisimo mejor. Esos mismos temas, en una PC y usando el mismo reproductor (AIMP), suenan pristinos – dentro del rango de prestaciones que los auriculares pueden brindar -. Lo que sí, no los recomendaría para usar con películas o videojuegos, ya que allí no hay manera de camuflar sus limitaciones.

Si los rangos intermedios no tienen tanto color, al menos los agudos son excelentes y potentes. Uno debe frenarlos un poco, pero nadie se puede quejar que no puede escuchar el siseo del cantante al entonar la letra de un tema. Los graves son apenas tibios pero están ok; es necesario mandarle al ecualizador alguna calibración extrema – tipo full bass & treble, la cual minimiza los rangos intermedios que es donde los SHE1360 quedan algo flacos-, y la experiencia acústica mejora notablemente. Por otra parte, los auriculares tienen potencia; es común escucharlos con el volumen a la mitad y – por ser de botón – tienen buen aislamiento acústico. No es maravilloso pero sí efectivo.

Además del precio, la potencia y los excelentes agudos, lo otro destacable de los Philips SHE1360 es la robustez de su construcción. El separador de cables está reforzado; los conectores a cada audífono están empotrados en un canuto que sobresale y protege (y cementa) cada cable, lo cual lo hace resistente a los tirones. No son indestructibles, pero están mejor diseñados que el grueso de auriculares de botón que he visto en todo este tiempo.

Los Philips SHE1360 son una buena compra a la hora de elegir un auricular barato, robusto y efectivo. Basta sondear un poco en las abundantes reseñas que hay en Internet sobre este producto como para percatarse de que la sensación generalizada es de abundante conformidad con las prestaciones del mismo. Y a todas ellas se le sumará ahora la presente reseña, un nuevo grano de arena que contribuirá a formar el escenario completo que precisa el potencial comprador para ver, evaluar y decantarse por el artículo que resulte mas adecuado a sus necesidades.

Caracteristicas técnicas de los auriculares Philips SHE1360

  • Auriculares urbanos de botón tipo in ear (intrauditivos)
  • Poder máximo (input): 50 mW
  • Drivers de 15 mm
  • Frecuencia de respuesta: 16 Hz – 20000 Hz
  • Impedancia: 16 ohms
  • Sensibilidad: 100 dB/mW a 1 kHz
  • Ficha miniplug de 3.5 mm
  • Cable: 1 metro
  • Manos libres: no

Precio: U$s 6.- (o $ 70.-, valores a marzo 2015)

Conclusión: Bajos potables, excelentes agudos, algo corto en los rangos intermedios. Pero son robustos y baratos, y con una rápida calibración dan un sonido óptimo en el dispositivo deseado. Ideales para música moderna, temas pop, etc, no tanto para composiciones orquestales, películas o videojuegos. Como auriculares urbanos de uso diario son mas que recomendables.