Belleza y mujer: tratamiento del vello: cremas depilatorias caseras

Volver al Indice – Consejos de Belleza y para la Mujer

 tratamiento del vello: consejos para la depilación, así como el cuidado de las pieles sensibles en el proceso, preparacion de cremas depilatorias caseras y cremas de afeitar

Son sobradamente conocidos por todas las mujeres los muchos productos existentes en el mercado para eliminar el vello o disimularlo: cremas, geles, lociones o espumas depilatorias, papeles de cera fría, cera caliente, cremas decolorantes, depilación eléctrica …

Evidentemente no podemos hablar de depilatorios naturales cuando la depilación en sí ya tiene muy poco de natural y es un tratamiento francamente agresivo, pero sí podemos hacerlo más agradable para la piel e intentar obtener buenos resultados sin castigarla innecesariamente.

La Guerra Fria, la Segunda Guerra Mundial, proyectos faraonicos argentinos... todo eso esta en HistoriaDeCulto, el portal sobre historia argentina y mundial del siglo XX

Debilitar el vello

Por lo pronto, si el vello de las piernas no es demasiado fuerte, se puede debilitar mediante una ligera fricción diaria con piedra pomez al salir de la ducha. Hágalo muy suavemente e hidrate su piel después.

También da buenos resultados aplicar durante seis semanas una solución concentrada de hojas de abedul.

Atención a las pieles sensibles

Las mujeres con pieles sensibles pueden tener graves problemas al depilarse como ecsemas, quistes, foliculitis o pelos curvados.

La única solución es espaciar al máximo las depilaciones y eliminarlas durante el invierno. Es importante tener en cuenta que las hojas de afeitar son el sistema que menos agrede la piel.

No se depile nunca cuando la piel está enrojecida por el sol o irritada por cualquier otro agente. Hidrate siempre la piel después de la operación, aunque en el caso de la cera es conveniente esperar 15 minutos.

Crema depilatoria

  • Jugo de tártago (hierba topera)
  • Miel

Mezcle el jugo de tártago con la miel con el fin de obtener una crema. Aplique en la zona a depilar hasta que compruebe, en una pequeña porción de piel, que el vello ha desaparecido. No la aplique cerca de los ojos o sobre piel irritada.

Crema de afeitar de pepino

  • 175 gramos de aceite de coco
  • 50 ml de hammamelis
  • 6 cucharadas de aceite de almendras
  • 1 cucharada de pepino
  • 4 gotas de aceite esencial de sándalo
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda

Esta crema es excelente para suavizar el vello de las piernas y las axilas, y también para los hombres con una barba crecida. Suaviza la piel y la hidrata.

Funda el aceite de coco en una cacerola a fuego lento. Retire del fuego y mézclelo con el hammamelis y el aceite de almendras. Pele medio pepino y páselo por la licuadora. Cuele el líquido. Añada el jugo y los aceites esenciales a la mezcla. Remueva con cuidado y vierta el contenido en un tarro con tapa a rosca.

Crema suavizante

  • 50 gramos de manteca de cacao
  • 3 cucharadas de leche de almendras
  • 25 gramos de vaselina
  • Alcohol etílico

Funda al baño María la manteca de cacao, añada vaselina, unas gotas de alcohol etílico y la leche de almendras, removiendo bien hasta que esté todo disuelto. Aplique la pasta y deje actuar durante 15 minutos. Espolvoree la zona afectada con talco.