Tecnología: ¿cómo comprar un televisor LED?

Volver al Indice – Análisis de Televisores, Conversores a Smart TV y Reproductores Multimedia

¿como comprar un televisor LED? – una guia para el comprador de un TV alta definicion: caracteristicas, lo que debe fijarse, comparativa de precios

Tecnología: ¿cómo comprar un televisor LED?

Por Alejandro Franco – contáctenos

La televisión de alta definición ha llegado para quedarse. No sólo la calidad de imagen es superior; la tecnología con la que han sido diseñados estos aparatos está tan optimizada que las ventajas son innumerables: desde el peso y el espacio que ocupan, las prestaciones que brindan, hasta el reducido consumo de energía que utilizan.

Si usted se encuentra a punto de adquirir su primer televisor de alta definición, es indispensable que se informe antes de las características de los mismos para tener una guía básica de cuál es el producto que mejor se acopla a sus necesidades.

Televisores LCD versus televisores LED

El primer punto a considerar, es si usted desea adquirir un TV LCD o un TV LED. Son dos tecnologías distintas: los televisores LCD están compuestos de cuarzo liquido (similar a la pantalla de los relojes digitales), el cual es coloreado y dibujado sobre una pantalla iluminada. Los LED, en cambio, están compuestos por miles de diminutas lámparas.

Los televisores LED tienen mayor definición y brillo, aunque consumen mayor energía y cuestan un 50% más que los LCD. A los propósitos de este artículo nos concentraremos en la tecnología LCD, la cual es más accesible y popular.

Alta definición standard (HD) versus alta definición completa (Full HD)

Ahora que nos decantamos por los televisores LCD, tenemos que definir cúal queremos: si un HD o un Full HD.

La tecnología de los televisores LCD se basa en la de los monitores de computación (de hecho, hay muchas marcas de TV que poseen enchufes VGA para conectarlos a la PC como si fueran monitores gigantes). Por eso, la calidad de la imagen que dibuja se mide en la cantidad de puntos (columnas y filas) que puede dibujar la pantalla.

La resolución standard es de 1.360 puntos verticales (columnas) x 720 puntos horizontales (filas). Esto es lo que se conoce como HD (alta definición), y también se la suele identificar por la cantidad de filas que dibuja (720 o HD 720). Para que tenga una idea, un televisor común de tubo puede dibujar entre 480 y 576 filas. Eso significa que una TV HD 720conectada a una fuente de video de alta definición, como puede ser television por cable HD, televisión satelital HD o video de alta definición como Blu Ray – le puede proveer un 50% mas de calidad de imagen de lo que vería con un televisor de tubo (dibuja 50% mas de cantidad de puntos).

Pregunta del millón: ¿puedo poner un reproductor de DVD standard o una señal de cable standard a un TV HD 720?. Sí, por supuesto. Lo que debe considerar es que la señal de video manda menos información (480 lineas) que la que puede dibujar el televisor HD, y la TV se ve obligada a simular las 240 lineas que le faltan para completar el dibujo de la imagen. Esto se resume en cierta pérdida de brillo y nitidez.

La otra resolución posible es de 1.920 puntos verticales (columnas) x 1.080 puntos horizontales (filas). Esto es lo que se conoce como Full HD (alta definición completa), y representa una mejora del 125% sobre la calidad de imagen de un televisor comun, y un 50% sobre un HD standard.

Los televisores Full HD se ven mejor que los HD standard. Esto es porque tienen una cantidad mayor de “lamparitas” (pixels o puntos) para dibujar la imagen y, al ser más pequeñas, ganan muchísimo en nitidez. Por eso, cuando vaya a comprar, infórmese de las caracteristicas del producto (HD o Full HD). Los Full HD (o HD 1080) cuestan un 10% que los HD standard (o HD 720) pero la calidad de la imagen es superior, aún con una entrada de señal de video común.

Pulgadas

El siguiente paso es definir cuál es el tamaño adecuado – ya sea según el lugar físico donde lo va a instalar, o según el presupuesto con el que cuente -. En relación precio / tamaño / calidad, la mejor oferta es la de los televisores 24 pulgadas, de los cuales pueden conseguirse full HD en $ 2.000.- (valores a agosto 2011, en marcas como Hitachi o Samsung). Por supuesto hay que salir y recorrer, ya que la oferta de las cadenas de ventas de electrodomésticos es abundante pero también es mareadora. Usted puede toparse con un 24 pulgadas HD 720 a $ 1.950.- y un 24 pulgadas full HD a $ 2.100.-. O encontrar ese mismo 24 pulgadas full HD a $ 2.400.- en la sucursal de otra cadena de ventas (la disparidad de precios de un mismo modelo es enorme de acuerdo al negocio). Le aconsejo consultar también en casas de computación, las cuales han comenzado a comercializar televisores LCD / LED y, a veces, tienen precios sorprendentemente accesibles.

Si un TV LCD Full HD de 24 pulgadas ronda los $ 2.000.-, lo lógico sería que los TV 32 pulgadas de similares características costaran unos $ 2.600.- (por simple regla de tres). Lamentablemente las cadenas de venta de electrodomésticos han fijado un piso y de $ 3.000.- no bajan (los HD; los full HD arrancan en $ 3.300.-). Y a medida que el tamaño aumenta, la relación precio / tamaño pierde toda lógica.

Conectores

Los televisores HD y full HD poseen, como entrada primaria de video de alta definición, un puerto llamado HDMI. Por el mismo enchufe va video y audio. Usted debe fijarse cuántos puertos HDMI posee el televisor que se va a comprar – lo recomendable es que tenga 2 como minimo -. Piense en una entrada HDMI para cable / video satelital de alta definición, y la otra para conectar un reproductor de video de alta definición (blu ray). Si tiene más puertos, mejor, ya que podrá conectar otros dispositivos (por ejemplo, una notebook para reproducir archivos de video y usar la TV como pantalla).

Además del HDMI, los televisores poseen entradas de video alternativas (como video común y video compuesto Ypbr) que se enchufan por conectores RCA. Por ejemplo, si la TV sólo tiene un HDMI, usted puede compensarlo si al menos posee una entrada Ypbr (va el video por tres conectores y tiene la misma calidad de imagen que el HDMI).

Cuanto más conectores y entradas HDMI tenga el televisor, mejor para usted. No solo cubrirá lo basico – señal de video por cable / satélite y señal de video de reproductor de DVD -, sino que le quedará disponible para conectar otros dispositivos como notebooks, cámaras digitales y hasta celulares.

Fijese también si el TV que le interesa posee puerto USB. Si lo tiene, significa que se le puede conectar un dispositivo (celular, cámaras, pen drive, etc) y la TV puede leer determinados tipos de archivos (consulte al vendedor sobre esta característica).

Sonido

La inmensa mayoría de los televisores LCD / LED tiene un pésimo sonido. El problema pasa por una cuestión física: al ser tan chatos, estos televisores no cuentan con caja suficiente para darle una buena acústica a los parlantes que posee de fábrica. Considere como indispensable la adquisición de un juego de parlantes (puede ser un equipo de dos, que se compran en las casas de computación, o bien algún home theater 2.1, 5.1, etc).

Marca y durabilidad

Usted puede adquirir un televisor de marca o un genérico chino. En cuanto a electrónica, los componentes de uno u otro pueden ser de similar calidad. Las diferencias estriban en otras cosas: terminación (vea los botones, el control remoto, las partes móviles) y garantía. En lo personal, yo prefiero la marca y la garantia. En algunos casos (como Samsung) garantizan la durabilidad del producto por 3 años, y lo reemplazan por uno nuevo en caso de falla (siempre y cuando conserve la factura y la caja original).

Los televisores LCD miden su durabilidad en miles de horas (unas 50.000 aprox, lo que equivale a 17 años usándolo 8 horas por día). En los televisores de tubo la imagen se degrada con el tiempo (se va pálida, se pierden los colores). En cambio, en los LCD / LED lo que puede ocurrir es el llamado “sindrome del pixel muerto”: después de mucho tiempo puede fallar alguna de las miles de lamparitas que componen la pantalla y, en su lugar, queda un minúsculo punto negro, el cual es apenas perceptible.