Tecnología: análisis DC421 Android Smart TV Box

Volver al Indice – Análisis de Televisores, Conversores a Smart TV y Reproductores Multimedia

Las características técnicas de este equipo son notables; pero hay que domarlo un poco antes de poder sacarle provecho como se debe.

Tecnología: análisis DC421 Android Smart TV Box

Por Alejandro Franco – contáctenos

3 estrellas: buenoYa he contado repetidas veces – y en las últimas ocasiones – que me puse experimental en los últimos tiempos, especialmente después de ver cómo se había disparado mi abono de televisión de alta definición por cable. El costo sería justificable si alguien en mi casa viera 6 u 8 horas de televisión por día – por compromisos laborales, escolares o de la vida diaria – a lo sumo uno (o cualquiera de los integrantes de mi familia) no deja de ver un par de capítulos de alguna serie, o siquiera una película completa. El mayor uso que le damos es dejarlo prendido toda la noche en el canal de música instrumental, ya que – en general – no nos gusta sentir la casa en silencio durante las madrugadas.

$ 600.- es mucho dinero por mes, en especial considerando que la proporción de canales HD respecto del total de la programación ofrecida es mínimo. 30 o 40 canales de alta definición versus 200 de calidad standard, y de los cuales el grueso es de deportes (cosa que sólo me interesa cada cuatro años cuando llegan los mundiales de fútbol) suena a desperdicio. Es por ello que comencé a considerar seriamente la opción de salir del sistema y utilizar servicios de entretenimiento online. La primera opción fue Netflixampliamente satisfactoria para lo que busco – pero, desde ya, no es la única. Y consideren que el costo mensual de Netflix es la quinta parte de un abono básico de cable HD con un par de bocas, eso sin contar de que el 90% de los contenidos de Netflix están en HD y empiezan cuando uno quiere.

Habiendo considerado una parva de alternativasy chequeando la oferta de mercado – terminé por adquirir un Android TV Box llamado DC421 Smart TV a unos $ 2.140.- en una casa local de computación (Hola Mundo, San Nicolás; valores a octubre 2015). Desde ya el mismo set se obtiene hasta $ 500.- mas barato en MercadoLibre pero a) siempre prefiero verle la cara al vendedor para reclamarle por si algo sale mal; b) no me animaría a gastar 2.000 pesos en una compra por Internet a un desconocido; c) quería estar jugando con el aparato a la hora de haberlo adquirido. Mi desesperación cuesta cara pero, a final de cuentas, el plan de 12 cuotas sin interés desparrama los costos de mi exceso a lo largo de un año, cosa que el sobreprecio no se sienta demasiado. Tomé la caja, saludé al vendedor, y me embarque en una semana de instalaciones, pruebas y cambios que terminó resultando bastante satisfactoria.

Primero, hay que entender qué es un Android TV Box. Es un aparato parecido a un conversor de cable, sólo que tiene antena (que lo engancha a su red WiFi hogareña), y se conecta a la salida HDMI de su televisor de alta definición standard, convirtiéndolo en una “especie” de Smart TV. Especie es la definición más apropiada: no es que lo enchufa y sale andando, sino que hay que instalarle las aplicaciones que va a utilizar para disfrutar de video por streaming. No deja de ser una tablet conectada a su TV, sólo que viene con un control remoto que permite operarla a distancia. El control trae cursores con los cuales navega los íconos de de las aplicaciones, y botones de atajo a las funciones principales que posee una tablet Android. Y cuando tiene que ingresar un texto, le aparece el teclado en pantalla, por lo cual uno tiene que teclear los cursores, pararse en las letras, ir presionando el “boton OK” y pulsar al final la tecla “Listo”. Es un proceso bastante artesanal – como operar Windows con teclas -, pero no difiere demasiado del rudimentario manejo del grueso de los Smart TV. De todos modos esto se puede subsanar ya que estos boxes poseen puertos USB para conectar combos de ratón / teclado (sea inalámbrico standard, USB o Bluetooth), lo cual simplifica enormemente la vida.

Teniendo en existencia un combo de ratón y teclado inalámbrico – el Eurocase Topaz EUKMW-818 – decidí utilizarlo para operar el dispositivo con mayor comodidad. Es una cosa bastante extraña simular la pulsación de un dedo sobre una pantalla táctil utilizando el ratón sobre una mesa y con el botón izquierdo clickeado (por ejemplo, pasando pantallas), pero con el tiempo uno se adapta y el mouse se vuelve una herramienta imprescindible. Lamentablemnte el ratón no siempre es tan responsivo como debiera: si la pulsación fue prolongada, asume que uno quiere cambiar de lugar el ícono o, en otros casos, se congela por un par de segundos sin abrir la app ni permitir hacer click en otra parte. Mientras tanto el botón derecho hace de retorno y permite salir de las apps / regresar a la pantalla anterior. Es posible que la respuesta sea mejor en el caso de un mouse Bluetooth; por el momento (y economizando gastos) utilizo lo que tengo a mano, lo cual es satisfactorio en un 80% y es mejor que el control remoto que viene de fábrica.

Siendo un usuario bastante veterano de dispositivos Android – poseo una tablet Noblex T7014AR con puerto HDMI, la cual uso casi todos los días para música y video, ya sea que esté en la tarjeta de memoria del aparato o vía streaming – la perfomance del DC 421 Android Smart TV Box deja que desear. No es un tema de hardware: el DC421 es mas potente que la tablet Noblex (Quad Core versus Dual Core – ambas con GPU Mali -, amén de poseer antena externa), con lo cual su desempeño debería ser pristino… pero no es así. El problema con el Smart TV Box es que ni el software preinstalado ni la configuración de inicio están optimizados: armaron el aparato y le mandaron de manera burda un stock de aplicaciones Android sin fijarse si eran las mas eficientes del mercado. Por ejemplo el launcher (lanzador de aplicaciones) es pesado, ocupa mucho lugar en memoria y tiende a congelarse por segundos ante un exceso de pulsaciones; uno debe investigar hasta darse cuenta de que puede mejorar el rendimiento reemplazándolo con otro como, por ejemplo, el Nova Launcher. Otro punto es indicar (en Opciones de Desarrollo) que la GPU colabore con la CPU para dibujar gráficos 2D (lo cual acelera los procesos), y cambiar la máquina virtual de Android Dalvik por ART, lo cual optimiza el desempeño de los programas. El último tema es investigar las apps que están en memoria – en especial el demandante eHomeMediaCenter, el que permite convertir al Box en un servidor que comparte recursos con PCs y otros dispositivos Android, amén de hacer mirroring de fotos, música y videos vía otras apps como iMediaShare – e inhabilitarlas. Si no se es root (el superusuario que puede quitar aplicaciones esenciales de Android o modificar seriamente el sistema operativo) no se pueden desinstalar, pero sí se pueden frenar. Honestamente probé algunas cosas con el eHomeMediaCenter y el desempeño me pareció horrible – transmitir videos desde un celular es una tortura, y es potable para pasar fotos y música aunque el tiempo de respuesta del Box es de unos cuantos segundos – y, como no es algo que vaya a usar todos los días, terminé por anularlo. Como el eHomeMediaCenter se la pasa chequeando si hay dispositivos que buscan para conectarse con él, ralentiza las aplicaciones o las entrecorta, con lo cual la perfomance mejora notablemente al inhabilitarlo. También el rendimiento se incrementa con otras decisiones: bajar la resolución de 1080 a 720, quitar widgets pesados del escritorio, poner un jpg de fondo de pantalla en vez de una animación, y despejando lo más que se pueda la memoria flash que trae el aparato (unos 8 GB); para ello basta conectarle una tarjeta microSD de memoria y pasar allí todos los juegos y aplicaciones, además de dejarle lugar a los correspondientes cachés de las aplicaciones de streaming, las cuales son las que operarán con mayor intensidad en el dispositivo.

Habiendo hecho esos cambios – launcher, ART, inhabilitar eHomeMediaCenter, frenar servicios de Bluetooth, etc – la perfomance del DC421 Smart TV Box mejoró notablemente. Aún hay momentos de ralentización pero son mucho mas esporádicos. La pregunta de oro es: si viendo videos / streaming con la tablet Noblex (menos potenciada que el Box) la perfomance es perfecta, ¿por qué no ocurre lo mismo con este aparato que lo duplica en potencia?. Allí entra a jugar el factor hardware: el Android TV Box no deja de ser una tablet camuflada a la cual se le han agregado una enorme cantidad de puertos – salida doble de video (por RCA y HDMI), Bluetooth, dos USB, un OTG, una salida SPDIF – y los cuales tiene que estar chequeando constantemente. Parte de las “pausas” de un segundo que hace al ejecutar un video (sea local o por streaming) es porque está revisando si en los puertos USB se sacó / puso un nuevo pen drive, o si se alteró el contenido del mismo. Por ejemplo, yo puse un hub USB de 4 bocas con dos pen drives y, como el mismo tiene botón de encendido, la perfomance mejora al tenerlo apagado. Por otra parte si usted encendió el aparato en frio (o sea, estaba completamente apagado y no stand by) y no reconoció de arranque los pen drives conectados, el TV Box se va a volver insistente y periódicamente va a chequearlo. Lo mejor es encender el aparato con el hub USB apagado y, una vez que arrancó del todo, prenderlo para que habilite los pen drives conectados. ¿Demasiado artesanal?. Es que no estamos hablando de una computadora sino de un celular sin línea con el cual pretendemos hacer demasiadas cosas. Las hace (y bastante bien) pero a veces precisa un poco de ayuda y tolerancia.

Todo esto implica que el DC421 Android TV Box es apto sólo para aquellos habituados / dispuestos a meter mano en un dispositivo Android algo así como que te den una Ferrari sin puesta a punto, cosa que debe terminar por hacer uno que sepa un poco del tema (o que tenga paciencia de investigar) -. La antena externa y la gran cantidad de puertos es una ventaja enorme, pero el dispositivo no está optimizado para manejarlos de manera transparente. Desde ya un Smart TV da pre cocinadas un montón de estas cosas (en especial para el público lego) pero, por otro lado, un dispositivo externo como éste permite reemplazos, expansiones y actualizaciones de manera mas eficiente. Yo creo que una tablet con interfase HDMI / Bluetooth es el aparato que funcionaría mejor en este escenario, pero habría que probarlo.

Una vez hechas las correcciones, el desempeño del DC421 Android TV Box es muy bueno. Maneja resoluciones hasta 1080, la placa de sonido es buena (aunque tiende a regodearse con los graves), la multiplicidad de puertos es una gran opción, y tiene un pack de aplicaciones bastante interesantes como el Kodi, el cual permite setear un stock de canales de streaming. Para ello se habilita los packs que ya trae, se instalan otros descargados desde internet, y se puede armar un gran stock de canales on line. El tema es que todo esto viene en pañales y uno debe revolver un montón para aprender cómo se setea y se usa. Por ejemplo, bajar un pack con canales argentinos – El Trece, Telefe, la TV Pública, productoras de series nacionales, El Gourmet, etc – y habilitarlo. La mayoría no son en vivo sino que leen librerías disponibles on line, grabaciones de programas pasados. Por eso un puede ver una emisión de Showmatch del año 2007, o la temporada completa de Grande Pá!, aún cuando en el caso de los programas mas viejos la calidad del video sea similar a un viejo VHS.

Para reciclar un televisor LED standard, el DC421 Android TV Box anda bastante bien. Da bastantes opciones, posee muchos puertos y tiene mando a distancia. Por contra, no está optimizado y tiende a ralentizarse en algunos casos. No es una opción que recomendaría a un usuario novel o uno peleado con la tecnología; y, para el intermedio o avanzado, verá que hay algunas opciones en las cuales hay que meter mano, lo cual puede ser un punto de investigación apasionante o frustrante según se mire. Yo le diría que, si debe reconvertir un LED para volverlo Smart TV, pruebe con una tablet Dual Core (minimo) con conexión Bluetooth y salida HDMI: es mas sólido que un Chromecast o un Android Stick, tiene la misma capacidad de antena, viene mucho mas optimizado, le puede conectar un cómodo ratón / teclado y el precio puede ser menor. Esta versión de Android TV Box (con 1 GB Ram y 8 GB de memoria física) llega con lo justo y está armada sin mucho esmero; quizás el modelo superior (con 2 GB RAM y 16 GB de memoria física) sea mucho mas satisfactorio, pero ésa es una pregunta de la cual no dispongo de la respuesta en este momento, razón por lo cual me quedo con lo conocido y probado.

Caracteristicas técnicas del DC421 Android Smart TV Box

  • CPU: RK3188 QuadCore
  • GPU: Mali-400
  • Sistema operativo: Android 4.4 KiKat
  • Antena externa con capacidad WiFi 2.4G WiFi
  • 1 GB RAM + 8 GB ROM
  • Almacenamiento interno expansible a 32GB vía tarjeta microSD
  • Conectividad Bluetooth 4.0
  • Conector HDMI y audio / video RCA
  • Salida de video hasta 1080
  • Salida audio digital SPDIF
  • 2 puertos USB, 1 puerto OTG
  • Admite ratones / teclados inalámbricos standard, Bluetooth y USB
  • Conexión 10 / 100M Ethernet
  • Control remoto infrarrojo
  • Incluye Kodi (app para convertir el dispositivo en un SmartTv / centro multimedia), eHome Media Center (para compartir archivos en la red WiFi, hacer mirroring y emitir contenidos multimedia), explorador de archivos, emulador de controles de juegos (gamepad) en pantalla, emisor de contenidos WiFi Direct

Precio: U$s 140.- (o $ 2.140.-, valores a octubre 2015)

Conclusión: Desde ya, el precio en el mercado argentino excede en mucho al valor internacional (que no llega a los 50 dólares). La perfomance es pasable después de meter varios cambios. Es expandible y tiene muchos puertos, pero es bastante caro para tener un rendimiento apenas potable (que se obtiene después de meterle varios ajustes). Yo le aconsejaría buscarse una tablet Dual Core con Bluetooth y salida HDMI antes de adquirir este dispositivo, la cual vendrá mejor optimizada de fábrica y le puede dar una prestación superior con un costo mas bajo (especialmente si chequea las ofertas que existen en sitios online).