Tecnología: análisis reproductor de DVD Suzuki DVH 4000

Volver al Indice – Análisis de Televisores, Conversores a Smart TV y Reproductores Multimedia

Análisis: reproductor de DVD Suzuki DVH 4000, con puerto USB y capacidad de lectura de archivos AVI MPEG4. Lo testeamos y lo comentamos

Tecnología: análisis reproductor de DVD Suzuki DVH 4000

Por Alejandro Franco – contáctenos

1 estrella: maloPor años he sido he sido el orgulloso dueño de un reproductor de DVD XView RG 959 (el modelo que viene con funciones de karaoke). Multizona, ha reproducido DVDs grabados en la computadora, y lo que se le ocurra de formatos. El XView, a pesar de su garantía by Musimundo, no deja de ser un reproductor de DVD genérico chino, confiable y barato. El problema con esos reproductores es que en algún momento (usualmente al año y medio), se les quema uno de los dos motores que lleva: el que gira el disco (como le pasó a un amigo mío), o el que abre la bandeja (como me ocurrió a mí). El reproductor, aún con este último percance, siguió andando aunque de una manera un tanto artesanal: destapado, sin bandeja y calzando los DVDs a mano. Así es como llegó a los 4 años de vida sin problemas de ningún tipo. Lamentablemente uno llega a un punto en que se cansa de no poder tener un aparato que se le pueda presentar a las visitas con cierta dignidad (parece un Fiat 600 con el baúl trasero abierto), y pensé que había llegado la hora de comprar un aparato nuevo. Aprovechando esta nueva época de la plata dulce – con el dolar estancado a $ 4.- desde hace años -, me acerqué a una cadena de electrodomésticos y decidí arremeter con un producto que, en principio, parecía prometedor: el reproductor de DVD Suzuki DVH 4000, el que resulta apetecible a un precio de aproximadamente $ 320.- (según el lugar en donde lo compre).

El Suzuki DVH 4000 parecía cumplir todo lo que precisaba en principio, y mucho más. No sólo leía DVD grabados desde la computadora (DVD + / – R), sino que reproducia AVI hasta formato MPEG 4, tenía salida USB (para calzar un pen drive con películas y MP3, y con lo cual uno se despreocupaba del viejo estigma de los reproductores baratos, en donde el motor de la bandeja de entrada deja de funcionar en el mediano plazo indefectiblemente), y tenía salida HDMI, ya que esta joyita escalaba el video hasta 1080i.

El primer problema se presentó con la conexión HDMI, aunque no fue culpa del Suzuki sino de mi televisor LCD. Verán: por el HDMI va video de alta definición y audio, y mi TV – a su vez – tiene conectado un par de parlantes “fornidos” que compensan (y anulan) a los castrados altavoces de fábrica que vienen con todos los LCD. El audio de la señal de cable llegaba hasta la TV, pero no pasaba a los parlantes (la TV, intermedia del proceso, no la distribuía; cosa que sí hace con el audio de la señal de cable, p.ej). Luego de perder dos horas leyendo los manuales, decidí sacrificar la conexión HDMI y pasarla por una de video compuesto YPbPr, que es prácticamente lo mismo (aunque el audio va por otro cable)

Una vez con el Suzuki DVH 4000 en marcha, me doy cuenta que el menú es el mismo que mi viejo XView, sólo que los gráficos han sido levemente aggiornados. Mejor, me dije yo, ya que estos aparatos ya los conozco (y después de los 40, uno cada vez tiene menos ganas de aprender cosas nuevas y de digerir manuales ultracomplicados de dispositivos que desconoce). Pero no tardaron en presentarse problemas insalvables, no provocados por mi inoperancia frente a un aparato nuevo, sino porque éste estaba programado de manera caprichosa.

El segundo problema con que me encontré era que el reproductor reproducía automáticamente cualquier cosa que uno le conectara; fuera un DVD con archivos o un pen drive, lo leía al toque y comenzaba a ejecutarlo, aunque eso no fuera lo que uno quería. El menú, lamentablemente, carecía de la opción de anular la reproducción automática.

Una de las bondades del Suzuki DVH 4000 era que reproducía AVI con archivos de subtitulos anexos, o sea que estos debía de tener el mismo nombre que el video, difiriendo en la extensión (p.ej. goldfinger.avi y goldfinger.srt). La calidad y tamaño de las letras es impecable, y posee un sombreado que las perfila con mucha claridad sobre fondos blancos.

Con lo cual pasamos al siguiente punto, la calidad del video, en donde me llevé un chasco por desconocimiento de causa. El Suzuki DVH 4000 hace un escalamiento de video DVD standard (576i, habitualmente), llevándolo a calidad 1080i. Es un reproductor de DVD común, que optimiza la salida de video para que se vea mejor en un TV LCD de gran tamaño (p.ej, 42 pulgadas), en donde las 576 lineas de un DVD standard se verían borrosas (o la imagen se ve más oscura, ya que intercala rayas negras), perdidas entre las 1080 que puede dibujar el televisor. Imagino que hará alguna ecuación matemática en el medio, para producir el escalamiento sin distorsionar la imagen. Pero ese proceso de escalamiento no significa que pueda reproducir archivos de alta definición. Ya sé que éste no es un Blu Ray, pero pensaba que reproducía AVI o MPEG4 de 1080 (HD full), aunque sea grabado y partido en varios DVDs. Simplemente el procesador interno es incapaz de leer semejante calidad (ni siquiera 720, que es HD standard).

Con lo cual llegamos al cuarto tercer punto, en lo cual es completamente responsable Suzuki, y se trata del puerto USB. Su perfomance deja mucho que desear. Es posible que precisara una actualización de firmware, pero resultaba imposible ver películas enteras desde pen drive o discos duros externos. Las películas siempre se cortaban en el mismo punto, posiblemente porque el decodificador interno tuviera baja tolerancia a errores del archivo. Y no con una, sino con diez películas pasaba lo mismo.

Mi experiencia con el Suzuki DVH 4000 fue mala. Lo devolví a la mañana siguiente y, con el reintegro, adquirí un reproductor multimedia Encore X210 que se encuentra a años luz en prestaciones, calidad de reproducción y precio que el Suzuki. Mi consejo: evíte este reproductor de DVD, o adquiera alguno de otra marca (Phillips, por ejemplo, que tiene excelentes referencias), o bien, una joyita como el Encore X210. EL DVH 4000, a mi juicio, tiene más defectos que virtudes.

Precio: u$s 60.- aproximadamente