De Regreso: el Cáncer y Yo, por Cristina Latorre (quinta parte)

En el 2002 mi esposa decidió escribir sobre su experiencia con el Cáncer y creó un blog – De Regreso -, el cual publicamos en Datacraft en nuestra primera época. Debido al cambio de formato del portal, hemos decidido incorporarlo dentro de nuestros contenidos como una sección fija, beneficiándose con la portabilidad de los textos en medios móviles como tablets y celulares. Casi 20 años después creo que la utilidad del blog sigue intacta, y que muchos familiares y pacientes con Cáncer puedan obtener una guía en sus momentos mas tristes y difíciles para saber como lidiar con la enfermedad… y como vivir después de ella.

Indice - De Regreso: el Cáncer y Yo, por Cristina Latorre

Por Cristina Latorre – mensajes a (contáctenos)

Navegación del blog:

En esta sección: ¿El Cáncer es hereditario? – ¿Cómo enfrentar la noticia?

¿El Cáncer es hereditario?

Una pregunta que todos solemos hacernos:

¿Es hereditario el cáncer?

Podemos heredar el ADN dañado que es el responsable de los tipos de cáncer hereditarios. No obstante en muchas ocasiones el ADN de las personas se daña como consecuencia de algunas exposiciones ambientales.

El cáncer comúnmente asume forma de tumor. Algunos tipos de cáncer, como la Leucemia, no crean tumores, sino que estas células cancerosas afectan la sangre y los órganos que producen la sangre y circulan a través de otros tejidos en los que se pueden acumular.

Como comentamos mas arriba no todos los tumores son malignos, los benignos no se propagan a otras partes del cuerpo (no hacen Metástasis) y muy raramente no constituye una amenaza para la vida.

Los distintos tipos de cáncer pueden comportarse de distintas formas.

Por ejemplo:

El cáncer de pulmón y el de mamas (senos) son muy distintos. Estas crecen a distinta velocidad y responden a distintos tratamientos.

Es por eso que depende del cáncer que la persona tenga para poder hacerle el tratamiento correspondiente.

Actualmente, hay millones de personas que viven con cáncer o que lo han padecido. El riesgo de contraerlo se puede disminuir mediante cambios de hábitos de vida de cada uno de nosotros, por ejemplo, dejando de fumar o teniendo una mejor alimentación.

Mientras más pronto se detecte esta enfermedad y más rápido se haga el tratamiento mayores eran las probabilidades de que el paciente viva mas años.

– ¿Quiénes pueden padecerlo?

Todos llevamos el cáncer adentro, sucede que no todos lo desarrollan.

No existe edad, ni sexo. Es decir cualquiera lo puede padecer.

– ¿Existen factores de riesgo?

Los factores existen, algunos se pueden cambiar otros no. Estos factores pueden incluir la edad de la persona, sexo y antecedentes familiares. Otros pueden estar asociados con factores del medio ambiente que causan cáncer.

Otros están asociados con el estilo de vida como el uso del tabaco y el alcohol, la alimentación y la exposición al sol.

– ¿Qué quiere decir factor de riesgo?

Significa que una persona tiene mayores probabilidades de contraer la enfermedad en algún momento de su vida.

Pero… Siempre existe la posibilidad de no contraerla. Existen personas con uno o más factores de riesgos que jamas contrajeron la enfermedad, mientras que otras que la contraen no han tenido factores de riesgos aparentes.

Aun cuando un paciente que tiene un factor de riesgo es diagnosticado con cáncer no hay manera de probar que este factor de riesgo fue el que lo causo.

– Hay personas que creen que el cáncer es un problema de familia.

Si bien algunos tipos de cáncer poseen factores de riesgos genéticos, la mayor parte de las personas con cáncer no lo heredó, ni se lo pasaron a sus hijos.

Las personas cuyos parientes co-sanguíneos cercanos (padres o hermanos) padecen ciertos tipos de cáncer podrían tener mayores probabilidades de padecer esos tipos de cáncer.

El ambiente y los factores asociados con el estilo de vida, tales como la alimentación, cambios hormonales y la exposición a sustancias que causen cáncer, podrían afectar significativamente el riesgo de una persona de contraer cáncer.

Casi un 5% de todos los tipos de cáncer son hereditarios.

Estos cánceres incluyen:

  • Cáncer de Seno (mama)
  • Cáncer de Colon (Colorrectal)
  • Cáncer de la Próstata
  • Cáncer de Ovario
  • Melanoma (tipo de Cáncer de Piel)
  • Tumor de Wilms
  • Retinoblastoma (tipo de Cáncer Ocular Infantil)

No obstante, el tener un hermano(a), madre o padre con melanoma, cáncer del seno, cáncer del colon, etc.; no quiere decir que una persona contraerá con seguridad esta enfermedad. Un ejemplo es en las mujeres diagnosticadas con cáncer del seno que no tienen antecedentes familiares.

¿Cómo enfrentar la noticia?

¿Cómo enfrentar al cáncer?

Hay algo que dijo mi oncólogo que quedo grabado en mi memoria y que ayudo mucho para seguir adelante.

“En esto hay un 50% y 50%, un 50% lo pongo yo como médico y el otro 50% lo ponés vos como paciente”.

Queda claro que si nosotros no colaboramos con el medico de nada vale que nos estén tratando cuando aun la ultima palabra no este dicha, ni hecha la ultima voluntad. (Tengamos presentes siempre la Fe en todo esto, es una de las grandes curas para estos males…).

No hay que pensar que estamos castigados por la Gran Mano.

En esto seré muy breve, No hay que perder tiempo ni energías en tratar de buscar una respuesta. Recuperemos ese tiempo y ocupemos esa energía en querer salir delante de esta prueba, dependemos de nosotros mismos en salir bien o salir mal de ella. Cuando digo bien o mal, me refiero a no querer bajar los brazos aun cuando la batalla recién comienza, aquí es cuando uno se juega todo. Por el solo hecho de querer seguir viviendo.

Acá es cuando realmente nos descubrimos. Es en estos momentos cuando mejor nos proyectamos hacia la vida. En mi caso, el diagnóstico no fue terminal, pero me atrevo a hablar de esta manera porque lo viví con mi padre; el cáncer de pulmón que él padeció era terminal, y él, estando en cama sin poder moverse estaba haciendo planes para cuando estuviera bien (a pesar de que nosotros no le habíamos dicho la gravedad del cáncer, él desde un principio se dio cuenta y sabia que en cualquier momento se quedaría dormido como un pajarito), cuando el enfermó estaba ayudando a una de mis hermanas a hacerse la casa, y el desde la cama seguía dando las directivas para que todo saliese correcto.

El hacer algo que a uno le guste es la mejor terapia, estar enfermo no quiere decir que sé este con una discapacidad.

Hay que cuidarse a sí mismo y hay que hacer lo que más le guste, sacar el perro a pasear, regar las flores, cantar, pintar, escribir, preparar esa comida que tanto le gusta, compartir parte del tiempo con amigos, ver una linda película, practicar meditación, escuchar música, tejer, bordar, sacar fotos, porque no escribir un libro, o tan solo estar sentado en el patio de su casa contemplando el infinito.

En una palabra haga lo que más le guste hacer, no se prive de nada…

Cuando sienta que esta perdiendo las fuerzas para seguir adelante, póngase en contacto con alguien. No se prive de pedir ayuda, no sienta que no lo hace porque no quiere molestar, al contrario usted no lo esta haciendo.

Es lógico que habrá momentos en los que le será difícil encontrar fuerzas y con la situación se sentirá abrumado. Al pedir ayuda estas personas a las que usted acuda le demostraran que no esta solo en esta travesía, ellos están ahí para compartir sus miedos, esperanzas y logros personales a cada paso del camino.

Trate de ser positivo (léase Una Cuestión de Actitud, lo podrá encontrar en Una Mirada Diferente en este mismo sitio).

Estados de ánimos… y el Cáncer

Es normal que después de enterarse del diagnóstico, muchas personas podrían pasar por un periodo de aflicción y duelo, de ira y dolor, de confusión, es decir; que es normal que uno comience a sentirse con los ánimos encontrados.

Las personas lloran la perdida de sí mismos como una persona saludable y por la perdida de su seguridad en la vida.

Este proceso de aflicción podría parecerse a una depresión clínica, pero no es lo mismo. La experimentación de tristeza, miedo, ira o periodos de llanto, es una reacción normal y saludable ante la noticia de un problema grave de salud.

Este periodo a menudo no suele durar mucho tiempo y a su vez sirve como una vía para que las personas comprendan todo lo que ha cambiado en sus vidas. Lo ideal de todo esto es que al final del periodo de aflicción una persona haya tenido tiempo para expresar, enfrentar y aceptar las muchas emociones que está sintiendo.

Alrededor de una de cada cuatro personas con cáncer padece depresión clínica, lo cual dificulta que la persona siga las instrucciones medicas, tome decisiones con respecto a su tratamiento o incluso que continúe funcionando en su vida diaria. Hable con su médico si tiene inquietudes o preguntas sobra a depresión clínica.