Tecnología: análisis auriculares Panasonic RP-HT161

Volver al Indice – Análisis de Auriculares

Estética y calidad no siempre van de la mano, pero que ello no te engañe; estos auriculares Panasonic tienen fuego en sus venas y poseen un precio realmente envidiable.

Informática: análisis auriculares Panasonic RP-HT161

Por Alejandro Franco – contáctenos

4 estrellas: muy buenoEra cuestión de tiempo. Los aparatosos auriculares Sony MDR ZX 300 que me había comprado el mes pasado no me habían dejado buen sabor en la boca. Mientras que eran la belleza en persona (y su aislación acústica bordeaba lo excelente), el sonido no terminaba de satisfacerme – debido a sus bajos excesivamente light – y la vincha terminaba por estrujarme la cabeza (en la parte de la coronilla) al poco tiempo de usarlos. Decidido a quemar las naves, los puse en venta mientras volvía sobre mis pasos y me decantaba por unos aparatosos auriculares Panasonic que había visto el mes pasado, los cuales cuentan con el sistema XBS de realzamiento de bajos. En mi casa tengo un par de Panasonics básicos – los excelentes RP HT21 -, los que también tienen XBS y me habían dado resultados espectaculares; pero ahora pasar al siguiente nivel de la cadena “auditiva” (digámoslo así) y buscaba obtener un par de audífonos de prestaciones superiores.

En sí, los Panasonic RP HT161 vendrían a ser los hermanos mayores del RP HT21 y, además de compartir su genética, tienen el pus de estar a un precio jugosísimo: $ 138.- (valores marzo 2014), lo cual era casi la tercera parte de los Sony MDR ZX 300. Entre el precio, el tamaño y el sistema XBS, decidí comprarlos de una.

Ciertamente los Panasonic RP HT161 son otros auriculares cuyo diseño peca de anticuado – parecen pertenecer a la época de los primeros discman; pero por lo que veo con otros dispositivos de la marca, es como que desean seguir una onda retro en todos sus modelos -. El cable es doble y sale de cada bocina (con conexiones lo suficientemente reforzadas como para resistir tirones accidentales), el diseño de los audífonos es redondeado y acolchado (encerrando la totalidad de las orejas), el cual es muy agradable de llevar. La vincha no lastima y tiene el arco justo de la cabeza, y salvo el detalle de sacar las orejas sudadas de las fundas al cabo de un rato de uso, no hay nada reprochable en cuanto su ergonomía. A lo sumo son espartanos y poco atractivos, pero cumplen de sobra con su propósito de practicidad y confort.

En si los Panasonic RP- HT161 no dejan de ser los RP HT21 con anabólicos. Tiene algo mas de rango, mayor impedancia y mas potencia pero sigue siendo básicamente el mismo auricular. El modelo viene con un cable de 2 metros lo cual – sumado a su tamaño – lo hacen inadecuado como auricular viajero – dificil que vea a alguien por la calle con semejante mamotreto atachado a un mp3 o un smartphone -; en cambio su ámbito natural es el equipo de audio, el estudio, la TV o la computadora, en donde puede brindar todas sus prestaciones al máximo.

En un primer contacto, uno se desorienta fácil con los RP HT161. El sonido suena algo tapado y, aunque la aislación acústica es formidable – por lejos lo mejor que he visto y escuchado, gracias a que enfunda por completo las orejas dentro de sus cómodas almohadillas -, da la impresión de que carece de equilibrio. Al cabo de un rato los hechos terminan por confirmar esta hipótesis: el sistema de bajos XBS que posee está tan potenciado que es necesario poner los seteos del ecualizador en niveles básicos o nulos; realzando apenas un poco los graves y dejando los bajos en niveles standard, cosa que el hardware de los RP HT161 se encargue de ellos y cumpla su trabajo. Es allí cuando uno se da cuenta de la óptima calidad de sonido que poseen.

Para sacarle todo el jugo a los Panasonic RP HT161y descubrir dónde hacen la diferencia – basta con ponerlos con volumen fuerte y sentirlos duurante una madrugada silenciosa. Los bajos son notables – excelentes con audio mp3; y muy buenos con la reproducción de películas y juegos (en donde el grueso de los programas carece de seteos regulables de agudos y graves, y uno debe guiarse por la configuración establecida en la placa de audio) – y el detalle del sonido es realmente colorido: uno puede percibir hasta los últimos instrumentos de una orquesta. Pero el gran fuerte de los Panasonic RP HT161 es, sin lugar a dudas, su sistema de bajos realzados XBS. Explosiones y bajas frecuencias brillan gracias a la calidad de los auriculares, los cuales poseen una envidiable capacidad de soportar niveles muy altos de sonido sin distorsionar en lo más mínimo.

Entre su calidad de sonido, su vincha de diseño agradable y confortable (aún después de permanecer puesta durante varias horas), y su aislamiento acústico, los Panasonic RP HT161 son sumamente recomendables. Y aún mas después de ver que cuestan la tercera parte de lo que salen otros auriculares mas fashion, los cuales difícilmente posean la calidad de sonido que ofrece este espartano – pero extremadamente sólido – producto.

Caracteristicas técnicas de los auriculares Panasonic RP-HT161

  • Tipo de audífono: Cerrados
  • Estilo de uso: Auriculares cerrados
  • Especialidad: DJ / hogar (equipos de audio, TV, computadoras)
  • Unidad de diafragma: 30mm
  • Frecuencia: 10-27,000Hz
  • Capacidad de manejo de potencia: 1000mW
  • Sensibilidad con la unidad encendida: 98dB/mW
  • Impedancia: 32 OMZ
  • Sistema XBS Extra Bass System
  • Tipo de cable: Cable tipo Y de 2 mts
  • Conector: Mini plug estéreo 3.5 mm
  • Colores disponibles: Negro / Rojo / Blanco / Azul
  • Peso: 160g (sin el cable)

Precio: U$s 13.- (o $ 138.-, valores a marzo 2014)

Conclusión: aunque el diseño se ve algo antiguo y no es el más ostentoso, posee un rango de prestaciones realmente notables, las cuales se notan con el volumen bien alto; en especial su formidable capacidad para manejar bajos. Su gran tamaño y su cable largo no lo hacen el más amigable para su uso callejero pero, por precio y calidad, es imbatible como auriculares de estudio o para su uso hogareño. Aislamiento acústico superior y excelente perfomance, siempre que se regule adecuadamente el ecualizador del equipo al que se conecta.